Bizcocho de la abuela sin levadura

Bizcocho de la abuela sin levadura

¡Bienvenidos amantes de la repostería! Hoy les traigo una receta clásica y reconfortante que seguro te hará recordar momentos especiales en familia: el delicioso bizcocho de la abuela sin levadura.

Ingredientes para este delicioso Bizcocho

Antes de adentrarnos en el paso a paso de la preparación, es importante tener a mano todos los ingredientes necesarios para esta exquisita receta.

Ingredientes principales:

  • 4 huevos
  • 1 taza de azúcar
  • 1/2 taza de aceite de girasol
  • 1 taza de leche
  • 2 tazas de harina de trigo
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Pasos para preparar el Bizcocho de la abuela

Paso 1: Preparación de la mezcla

En un bowl grande, bate los huevos con el azúcar hasta obtener una mezcla espumosa y de color claro. Agrega el aceite y continua batiendo hasta integrar bien.

Quizás también te interese:  Rape con Almejas

Paso 2: Incorporación de ingredientes secos

Una vez que la mezcla de huevos, azúcar y aceite esté homogénea, añade la leche y la esencia de vainilla. Luego, tamiza la harina sobre la mezcla y revuelve con movimientos envolventes hasta que todo esté bien integrado.

Paso 3: Horneado del bizcocho

Engrasa y enharina un molde para bizcocho y vierte la mezcla en él. Precalienta el horno a 180°C y hornea el bizcocho por aproximadamente 40-45 minutos o hasta que al introducir un palillo este salga limpio.

Consejos para un Bizcocho perfecto

Cuando prepares este bizcocho, asegúrate de seguir estos consejos para obtener un resultado perfecto que te transportará a la cocina de tu abuela:

Consejo 1:

La clave está en batir los huevos y el azúcar lo suficiente para que la masa quede aireada y el bizcocho resulte esponjoso.

Quizás también te interese:  Revuelto de boletus con jamón ¡una delicia!

Consejo 2:

Utiliza ingredientes a temperatura ambiente para que se integren de manera más sencilla y la textura final sea uniforme.

Consejo 3:

No abras el horno antes de los primeros 30 minutos de cocción para evitar que el bizcocho se baje.

¡Disfruta del sabor tradicional en cada bocado!

Una vez que tu bizcocho de la abuela sin levadura esté listo y haya impregnado tu hogar con su delicioso aroma, simplemente sírvelo con una taza de café o tu infusión favorita y disfruta de ese sabor tradicional que solo las recetas de toda la vida pueden ofrecer.

¡Anímate a preparar esta delicia y comparte con tus seres queridos un pedacito de nostalgia hecha postre!