Codillos al horno con patatas

Codillos al horno con patatas

Preparar una deliciosa receta de codillos al horno con patatas es una excelente manera de sorprender a tus seres queridos con un plato lleno de sabor y tradición. Los codillos, también conocidos como jarretes, son una pieza de cerdo muy sabrosa y jugosa que, al hornearse lentamente, adquiere una textura tierna y un sabor irresistible. Acompañados de patatas doradas y crujientes, este plato se convierte en una opción perfecta para una comida reconfortante y llena de carácter.

**¡Descubre el secreto para cocinar los codillos perfectos!**

Ingredientes para los codillos al horno con patatas

Para preparar este delicioso plato, necesitarás los siguientes ingredientes:

Para los codillos:

  • 4 codillos de cerdo
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • Especias (tomillo, romero, pimentón)
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cebolla

Para las patatas:

  • 4 patatas grandes
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Pimentón dulce

Procedimiento paso a paso

A continuación, te explicamos cómo preparar este exquisito plato:

Paso 1: Preparación de los codillos

Lava los codillos y sécalos con papel de cocina. Realiza unos cortes en la piel de la parte superior para que se cocinen de manera uniforme. Salpimenta al gusto y agrega las especias, el ajo picado y la cebolla en rodajas en una bandeja apta para horno. Rocía con un poco de aceite de oliva y hornea a 180°C durante aproximadamente 2 horas, rociando de vez en cuando con su propio jugo.

Paso 2: Preparación de las patatas

Mientras los codillos se están horneando, pela las patatas y córtalas en gajos. Colócalas en una bandeja para horno, sazona con sal, pimienta y pimentón, y rocía con aceite de oliva. Hornea junto con los codillos durante aproximadamente 1 hora, o hasta que estén doradas y crujientes.

Consejos adicionales

Para que los codillos queden aún más sabrosos, puedes marinarlos previamente con hierbas aromáticas y especias al menos unas horas antes de hornear. También puedes añadir un poco de caldo de verduras a la bandeja mientras se están cocinando para mantener la carne jugosa y tierna.

Servir y disfrutar

Una vez que los codillos y las patatas estén listos, sírvelos en un plato grande junto con una ensalada fresca de tomate y lechuga. El contraste entre la carne tierna y las patatas crujientes hará que cada bocado sea una explosión de sabores en tu paladar. ¡No olvides acompañar este delicioso plato con un buen vino tinto para realzar su sabor!

Preguntas frecuentes sobre los codillos al horno

¿Puedo sustituir los codillos de cerdo por otra carne?

Sí, puedes preparar esta receta con otras piezas de carne, como cordero o ternera, pero el tiempo de cocción puede variar dependiendo del tipo de carne que elijas.

¿Se pueden preparar los codillos con anticipación?

Sí, puedes marinar los codillos con anticipación y hornearlos cuando estés listo para cocinar, lo que permitirá que los sabores se desarrollen aún más.

¿Qué vino recomendarías para acompañar este plato?

Un buen vino tinto, como un Malbec o un Syrah, complementará perfectamente la riqueza de los sabores de los codillos al horno.