Conserva de calabacín y cebolla fácil

Ingredientes necesarios

Para preparar esta deliciosa conserva vas a necesitar calabacines frescos, cebollas, vinagre de manzana, azúcar, sal, pimienta, y un toque de comino.

Paso a paso para la elaboración

Comienza pelando los calabacines y las cebollas. Luego, córtalos en rodajas finas para que se integren bien en la conserva.

Cocción de los ingredientes

En una cacerola grande, vierte el vinagre de manzana y añade el azúcar, la sal, la pimienta y el comino. Coloca las rodajas de calabacín y cebolla en la cacerola y deja cocinar a fuego lento hasta que los vegetales estén tiernos.

Proceso de esterilización de frascos

Es importante esterilizar los frascos de conserva antes de envasar el producto final. Lava los frascos con agua caliente y detergente, luego colócalos en una olla con agua hirviendo por unos minutos para asegurarte de que estén limpios y listos para recibir la conserva.

Rellenado y sellado de los frascos

Una vez que la conserva esté lista y los frascos estén esterilizados, rellena los frascos con la mezcla de calabacín y cebolla. Asegúrate de dejar un espacio adecuado en la parte superior del frasco antes de sellarlo herméticamente.

Consejos para conservar

Para que tu conserva de calabacín y cebolla se mantenga fresca por más tiempo, guárdala en un lugar fresco y oscuro. Una vez abierta, conserva el frasco en el refrigerador y consume en un plazo razonable.

Variantes de la receta

Puedes agregar hierbas frescas como romero o tomillo para darle un toque aromático adicional a tu conserva. También, puedes experimentar con diferentes tipos de vinagre para variar el sabor.

Usos culinarios

Esta conserva es perfecta para acompañar quesos, embutidos o simplemente untada en una rebanada de pan recién horneado. ¡Las posibilidades son infinitas!

¿Cómo saber si la conserva está en mal estado?

Si al abrir el frasco notas algún olor desagradable o si observas moho en la superficie de la conserva, es mejor desecharla para evitar cualquier riesgo para la salud.

¿Cuánto tiempo puedo conservar la preparación?

En condiciones adecuadas de almacenamiento, la conserva de calabacín y cebolla puede durar varios meses sin perder su sabor ni sus propiedades. Recuerda seguir las indicaciones de conservación para disfrutarla en su mejor momento.