Crema de calabacín receta de la abuela

Ingredientes para la crema de calabacín

Antes de sumergirnos en la deliciosa receta de crema de calabacín al estilo de la abuela, es fundamental que dispongamos de los ingredientes adecuados:

  • 4 calabacines medianos
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 papa mediana
  • 1 litro de caldo de verduras
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Crema de leche para decorar (opcional)

Preparación de la receta de crema de calabacín

1. Limpia y corta las verduras:

Comienza lavando los calabacines y retirando los extremos. Pela la cebolla y los ajos. Corta en trozos grandes el calabacín, la cebolla, el ajo y la papa para facilitar su cocción.

2. Sofríe las verduras:

En una olla con un chorrito de aceite de oliva, sofríe la cebolla y el ajo hasta que estén transparentes. Agrega los calabacines y la papa, y cocina por unos minutos más.

Cocción y sabor excepcional

La magia de esta receta reside en su cocción lenta y en la combinación de sabores. ¿Sabías que la abuela solía cocinar a fuego lento para potenciar los aromas?

3. Añade el caldo de verduras:

Vierte el litro de caldo de verduras caliente en la olla y deja cocinar a fuego medio durante aproximadamente 20-25 minutos, hasta que las verduras estén tiernas.

¿Qué hace especial a esta receta de crema de calabacín?

La receta de crema de calabacín de la abuela se destaca por su sencillez y exquisito sabor. Al usar ingredientes frescos y seguir los pasos tradicionales, logramos una crema suave y reconfortante, ideal para cualquier época del año.

Decoración y presentación

Finalmente, sirve la crema de calabacín bien caliente, decorando con un toque de crema de leche si así lo deseas. Acompáñala con crutones o unas hojas de albahaca fresca para un toque extra de frescura.

Conclusión

La crema de calabacín, con su receta de la abuela, nos invita a un viaje de sabores clásicos y reconfortantes. Es un plato versátil que se adapta a cualquier ocasión y que nunca decepciona.

Preguntas frecuentes sobre la crema de calabacín

1. ¿Puedo sustituir la crema de leche por otra cosa?

Sí, si prefieres una opción más ligera, puedes optar por yogur natural o leche de coco para darle cremosidad a la receta sin renunciar al sabor.

2. ¿Se puede congelar la crema de calabacín?

Absolutamente, la crema de calabacín se congela muy bien. Guarda porciones individuales en recipientes herméticos y tendrás un plato listo para calentar en cualquier momento.