Anuncios

Ideas para aprovechar sobras de pollo asado

Ideas para aprovechar sobras de pollo asado

¿Te encuentras con sobras de pollo asado en la nevera y no sabes qué hacer con ellas? No te preocupes, en este artículo te proporcionaremos ideas creativas y deliciosas para aprovechar al máximo esas sobras. Desde ensaladas hasta platos principales, hay infinitas posibilidades para transformar esas sobras en nuevas y emocionantes comidas.

Anuncios

**

Ensalada de pollo asado con aderezo de limón y hierbas

**

Una forma refrescante y ligera de utilizar las sobras de pollo asado es preparando una ensalada. Simplemente corta el pollo en trozos pequeños, mezcla con hojas verdes frescas, agrega tomates cherry, pepino y adereza con una vinagreta de limón y hierbas frescas. Esta ensalada es perfecta para una comida rápida y saludable.

Wraps de pollo asado con aguacate

Los wraps son una excelente manera de darle una nueva vida a las sobras de pollo asado. Toma tortillas de trigo integral, extiende puré de aguacate, coloca el pollo desmenuzado, un poco de queso rallado y enrolla todo junto. Puedes calentarlos en una sartén para darles un toque crujiente. ¡Una comida fácil y deliciosa!

Anuncios

**

Sandwich de pollo asado con pesto y rúcula

**

Anuncios

¿Qué hay de preparar un sandwich gourmet con las sobras de pollo asado? Tuesta dos rebanadas de pan, unta pesto en una de las rebanadas, añade rodajas de pollo, unas hojas de rúcula fresca y cierra con la otra rebanada de pan. Este sencillo sandwich es una explosión de sabores que seguramente te encantará.

Sopa de pollo asado con verduras

Una opción reconfortante para usar las sobras de pollo asado es preparar una deliciosa sopa. Hierve caldo de pollo en una olla, agrega zanahorias, apio, cebolla, el pollo desmenuzado y deja cocinar a fuego lento. Condimenta con hierbas frescas y disfruta de una sopa casera reconfortante y llena de sabor.

Bolitas de pollo asado con queso

Si buscas una opción más creativa, considera hacer bolitas de pollo asado con queso. Mezcla el pollo desmenuzado con queso rallado, forma bolitas y pásalas por pan rallado. Fríelas hasta que estén doradas y crujientes. Estas bolitas son ideales como aperitivo o como plato principal acompañadas de una salsa cremosa.

Tacos de pollo asado con salsa de mango

¡Dale un toque exótico a tus sobras de pollo asado con unos deliciosos tacos! Calienta tortillas de maíz, rellénalas con el pollo desmenuzado, agrega una salsa fresca de mango, un poco de crema agria y unas hojas de cilantro. Estos tacos son una explosión de sabores que te transportarán directamente a México.

Pollo asado al curry con arroz

Una variante exótica para utilizar las sobras de pollo asado es preparar un delicioso pollo al curry. Saltea cebolla, ajo, pimiento y añade el pollo cortado en trozos. Agrega leche de coco, curry en polvo y deja cocinar a fuego lento. Sirve sobre una cama de arroz cocido y disfruta de este plato lleno de aromas y sabores intensos.

Empanadas de pollo asado con vegetales

¿Quieres sorprender a tu familia con algo diferente? Prepara unas empanadas rellenas de pollo asado y vegetales. Corta el pollo en trozos pequeños, mezcla con pimientos, cebolla, maíz y un toque de comino. Rellena las empanadas, ciérralas y hornea hasta que estén doradas y crujientes. ¡Una opción perfecta para la cena!

Enchiladas de pollo asado con salsa de tomate

Otra receta mexicana que puedes preparar con las sobras de pollo asado son las enchiladas. Envuelve el pollo desmenuzado en tortillas de maíz, coloca en una fuente para horno, vierte salsa de tomate por encima y espolvorea queso rallado. Hornea hasta que el queso se derrita y sirve con aguacate y crema agria. ¡Una explosión de sabores mexicanos en tu mesa!

Brochetas de pollo asado con vegetales a la parrilla

¿Quieres sacar provecho de las sobras de pollo asado en una barbacoa? Prepara brochetas con trozos de pollo, pimientos, champiñones y cebolla, y ásalas a la parrilla. Pincela con una marinada de limón y hierbas y disfruta de unas brochetas jugosas y llenas de sabor. ¡Ideal para una comida al aire libre con amigos y familiares!

Quizás también te interese:  Pierna de cordero al horno estilo Sepúlveda

Pollo asado con puré de boniato

Una combinación reconfortante y llena de sabor es servir las sobras de pollo asado con un puré de boniato. Simplemente asa los boniatos en el horno, haz un puré con mantequilla y leche, y sirve como acompañamiento del pollo asado. Esta combinación dulce y salada te sorprenderá gratamente.

Arroz frito con pollo asado y verduras

Si buscas una opción rápida y deliciosa, considera preparar un arroz frito con las sobras de pollo asado. Saltea arroz cocido con vegetales como zanahoria, guisantes y cebolla, añade el pollo desmenuzado, salsa de soja y huevo batido. Cocina todo junto hasta que esté bien caliente y disfruta de un plato completo y sabroso.

Pastel de pollo asado con puré de patatas

Un clásico reconfortante que puedes preparar con las sobras de pollo asado es un pastel de pollo. Mezcla el pollo desmenuzado con una salsa cremosa, coloca en un molde, cubre con puré de patatas y hornea hasta que esté dorado y burbujeante. ¡Un plato lleno de sabor que seguramente complacerá a todos!

Preguntas frecuentes sobre el aprovechamiento de sobras de pollo asado

¿Se pueden congelar las sobras de pollo asado?

Sí, puedes congelar las sobras de pollo asado. Coloca las porciones en bolsas herméticas o recipientes aptos para congelador y etiqueta con la fecha. De esta manera, podrás utilizarlas en el futuro para preparar comidas rápidas.

¿Cuánto tiempo pueden conservarse las sobras de pollo asado en la nevera?

Las sobras de pollo asado se pueden conservar en la nevera por un máximo de 3 a 4 días. Asegúrate de almacenarlas en recipientes herméticos para mantener su frescura y sabor.

¿Qué otros usos creativos se pueden dar a las sobras de pollo asado?

Quizás también te interese:  Pollo Hong Kong con sésamo

Además de las recetas mencionadas, puedes utilizar las sobras de pollo asado para hacer rellenos de empanadas, añadir a sopas, ensaladas o incluso preparar unas deliciosas quesadillas. La clave está en ser creativo y experimentar con diferentes ingredientes y sabores.