Manitas de cordero a la manera de la abuela

¿Quién puede resistirse a un plato delicioso y lleno de tradición como las manitas de cordero a la manera de la abuela? Este plato tan sabroso es una verdadera delicia que nos transporta a los sabores de antaño, cuando la cocina casera era la reina de la casa. Acompáñame en este viaje culinario y descubre cómo preparar estas exquisitas manitas de cordero siguiendo los pasos de la abuela.

Ingredientes para las manitas de cordero

Para preparar las manitas de cordero a la manera de la abuela, necesitarás reunir los siguientes ingredientes de alta calidad:

Manos de cordero frescas

Las manitas de cordero son el ingrediente principal de esta receta. Asegúrate de seleccionarlas frescas y de buena calidad para obtener el mejor sabor.

Verduras frescas

Las verduras frescas como cebolla, zanahoria, ajo y pimiento son esenciales para dar sabor y aroma a las manitas de cordero. Corta las verduras en trozos gruesos para que se integren perfectamente en el guiso.

Preparación de las manitas de cordero

A continuación, te guiaré paso a paso en la preparación de las manitas de cordero a la manera de la abuela:

Limpieza de las manitas de cordero

Lo primero que debes hacer es limpiar cuidadosamente las manitas de cordero. Retira cualquier resto de pelo que pueda quedar y lava las manitas con agua fría para eliminar impurezas.

Dorar las manitas de cordero

En una olla grande, dora las manitas de cordero en un poco de aceite caliente hasta que estén doradas por todos lados. Este paso es crucial para sellar los jugos y aumentar el sabor de la carne.

Agregar las verduras

Cuando las manitas estén doradas, añade las verduras cortadas en trozos grandes a la olla. Sofríe las verduras hasta que estén tiernas y fragantes, ya que esto potenciará el sabor del guiso.

Cocinando a fuego lento

Una vez que las manitas de cordero y las verduras estén listas, es hora de cocinar el guiso a fuego lento para que todos los sabores se mezclen a la perfección:

Añadir líquido

Vierte caldo de carne suficiente para cubrir las manitas de cordero y las verduras, y añade hierbas aromáticas como laurel, tomillo y romero para darle un toque especial al guiso.

Cocinar lentamente

Tapa la olla y deja cocinar a fuego lento durante varias horas, o hasta que las manitas de cordero estén tiernas y se desprendan fácilmente del hueso. Este proceso de cocción lenta es fundamental para lograr un plato jugoso y lleno de sabor.

¡Listo para disfrutar!

Una vez que las manitas de cordero a la manera de la abuela estén listas, sirve el guiso bien caliente acompañado de un buen vino tinto y pan recién horneado. Estoy segura de que este plato te conquistará con su sabor auténtico y reconfortante, ideal para compartir en familia o con amigos.

¿Cómo puedo mantener las manitas de cordero calientes antes de servirlas?

Quizás también te interese:  Exquisita sopa de marisco de los hermanos Torres

Si necesitas mantener las manitas de cordero calientes antes de servirlas, puedes colocar la olla tapada en un horno precalentado a baja temperatura. De esta forma, conservarán su temperatura y sabor hasta el momento de servir.

¿Se pueden congelar las manitas de cordero sobrantes?

Sí, puedes congelar las manitas de cordero sobrantes una vez que se enfríen por completo. Colócalas en recipientes herméticos o bolsas resistentes al frío y guárdalas en el congelador para disfrutarlas en otra ocasión.

Quizás también te interese:  Champiñones rellenos al horno

¡Espero que disfrutes preparando y saboreando estas deliciosas manitas de cordero a la manera de la abuela tanto como yo! ¡Buen provecho!