Pastel de espinacas y patata

¿Qué es un pastel de espinacas y patata?

El pastel de espinacas y patata es un plato reconfortante y delicioso que combina la suavidad de las espinacas con la textura cremosa de las patatas, todo horneado hasta obtener una capa dorada y crujiente.

Ingredientes para el pastel de espinacas y patata

Para preparar este exquisito plato, necesitarás espinacas frescas o congeladas, patatas, cebolla, ajo, queso rallado, huevos, nata, mantequilla, sal, pimienta y nuez moscada. La combinación de estos ingredientes crea una armonía de sabores que seguro te encantará.

Cómo hacer un delicioso pastel de espinacas y patata

Para comenzar, lava y corta las espinacas en trozos pequeños. Pela las patatas y córtalas en rodajas finas. En una sartén, saltea la cebolla y el ajo picados en mantequilla hasta que estén dorados. Agrega las espinacas y cocina hasta que se ablanden.

La preparación de las capas del pastel

En un bol, mezcla los huevos, la nata, el queso rallado, la sal, la pimienta y la nuez moscada. En un molde para horno, alterna capas de patatas y espinacas, vertiendo la mezcla de huevo y queso entre cada capa. Repite este proceso hasta llenar el molde.

Cocinando el pastel de espinacas y patata

Una vez montadas las capas, lleva el molde al horno precalentado a 180°C y hornea durante aproximadamente 45-50 minutos, o hasta que la parte superior esté dorada y crujiente. Retira del horno y deja reposar antes de servir.

Consejos y variaciones para tu pastel

Si deseas darle un toque extra de sabor a tu pastel de espinacas y patata, puedes añadir jamón, bacon o champiñones a la mezcla antes de hornearlo. También puedes sustituir el queso rallado por queso azul para un sabor más intenso.

Servir y disfrutar

Este pastel es perfecto como plato principal acompañado de una ensalada fresca o incluso como guarnición en una comida más elaborada. Sirve caliente y disfruta de cada bocado lleno de sabores reconfortantes.

Almacenamiento y recalentado

Si te sobra pastel, puedes almacenarlo en el refrigerador en un recipiente hermético por hasta 3 días. Para recalentarlo, simplemente mételo al horno durante unos minutos hasta que esté caliente y listo para servir de nuevo.

Preguntas frecuentes sobre el pastel de espinacas y patata

¿Puedo congelar el pastel de espinacas y patata?

Sí, puedes congelar porciones individuales del pastel envueltas herméticamente para disfrutar más adelante. Asegúrate de descongelar completamente antes de recalentar.

¿Se puede preparar el pastel con anticipación?

Absolutamente, puedes preparar el pastel con antelación y refrigerarlo hasta antes de hornearlo. Esto te permite tener una comida deliciosa lista para cuando lo desees.