Perfectas gambas a la plancha

Las gambas a la plancha son una exquisitez que siempre queda bien en la mesa. Su sabor inconfundible y su facilidad de preparación las convierten en la elección perfecta para una comida rápida y deliciosa. En este artículo, te enseñaremos cómo preparar las perfectas gambas a la plancha para sorprender a tus comensales. Sigue leyendo y descubre todos los secretos para lograr un plato espectacular.

Consejos para elegir las mejores gambas

Antes de comenzar con la preparación, es fundamental seleccionar las gambas adecuadas. Asegúrate de elegir gambas frescas, de un color brillante y sin signos de decoloración. Además, es preferible optar por gambas con cabeza y con cáscara, ya que esto conservará mejor su sabor y jugosidad durante la cocción.

Ingredientes que necesitarás

Para preparar las gambas a la plancha, necesitarás contar con los siguientes ingredientes de calidad:

  • Gambas frescas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Ajo machacado
  • Sal y pimienta al gusto
  • Jugo de limón
  • Perejil fresco picado

Preparación paso a paso

Limpieza de las gambas

Antes de cocinar las gambas, es necesario limpiarlas adecuadamente. Retira las cabezas y las cáscaras, manteniendo la cola para una presentación más atractiva. Luego, realiza un corte superficial en el dorso de cada gamba y retira con cuidado la vena oscura que recorre su longitud. Enjuaga las gambas con agua fría y sécalas con papel de cocina.

Marinado rápido

Quizás también te interese:  Tortilla de alcachofas

Para potenciar el sabor de las gambas, puedes realizar un marinado rápido. Mezcla las gambas con aceite de oliva, ajo machacado, sal, pimienta, jugo de limón y perejil fresco picado. Deja reposar la mezcla durante al menos 30 minutos en el refrigerador para que las gambas absorban todos los sabores.

Cocción a la plancha

Calienta una sartén o plancha a fuego medio-alto y añade un poco de aceite de oliva. Coloca las gambas marinadas en la plancha caliente y cocina durante aproximadamente 2-3 minutos por cada lado, o hasta que estén rosadas y ligeramente doradas. Evita cocinarlas en exceso para mantener su textura tierna y jugosa.

Servir y disfrutar

Una vez cocidas las gambas, retíralas de la plancha y sírvelas inmediatamente. Puedes acompañarlas con rodajas de limón y una guarnición de verduras al vapor o una ensalada fresca. ¡Y listo! Disfruta de las perfectas gambas a la plancha en todo su esplendor.

Preguntas frecuentes sobre las gambas a la plancha

¿Puedo congelar las gambas antes de cocinarlas?

Sí, puedes congelar las gambas frescas si no las vas a cocinar de inmediato. Asegúrate de almacenarlas correctamente en una bolsa hermética y descongelarlas lentamente en el refrigerador antes de cocinarlas para mantener su calidad.

¿Qué otros acompañamientos van bien con las gambas a la plancha?

Quizás también te interese:  Cómo espesar crema de calabacín fácilmente

Las gambas a la plancha combinan muy bien con arroz blanco, pasta al ajo y aceite, o incluso una salsa de mantequilla y limón. Experimenta con diferentes acompañamientos para encontrar tu combinación favorita.

¡Esperamos que estos consejos te hayan sido de utilidad! No dudes en compartir tus experiencias preparando gambas a la plancha y sorprendiendo a tus seres queridos con un plato excepcional.