Receta de pollo asado en asador giratorio

En esta receta te enseñaré cómo preparar un delicioso pollo asado en un asador giratorio que te dejará con ganas de más. El sabor jugoso y la piel crujiente de este pollo harán que se convierta en uno de tus platos favoritos para cualquier ocasión. Sigue estos sencillos pasos y sorprende a tu familia y amigos con este manjar.

Ingredientes para el pollo asado

Para iniciar con la preparación de tu pollo asado en asador giratorio, estos son los ingredientes que necesitarás:

  • 1 pollo entero de buena calidad
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva
  • Ajo en polvo
  • Pimentón dulce
  • Limón
  • Hierbas frescas como romero, tomillo y orégano

Paso 1: Preparación del pollo

Antes de comenzar con la cocción, asegúrate de lavar y secar bien el pollo. Luego, con ayuda de tus manos, frota el pollo con sal y pimienta por dentro y por fuera. Esta mezcla de especias le dará un sabor delicioso al pollo.

Paso 2: Condimentando el pollo

En un recipiente, mezcla el aceite de oliva, ajo en polvo, pimentón dulce y el jugo de limón. Unta esta mezcla por todo el pollo, asegurándote de cubrirlo completamente. Este paso es crucial para lograr un sabor único en tu pollo asado en asador giratorio.

Paso 3: Atando el pollo

Para asegurar una cocción pareja, ata las patas del pollo con un trozo de cocina resistente al calor. Esto evitará que las extremidades se cocinen de manera desigual y ayudará a mantener la forma del pollo durante la cocción en el asador giratorio. Es un paso sencillo pero que marca la diferencia en el resultado final.

Paso 4: Preparando el asador giratorio

Antes de colocar el pollo en el asador giratorio, asegúrate de que esté limpio y en buenas condiciones. Enciende el asador para que vaya tomando temperatura mientras preparas el pollo para la cocción.

Cocción y tiempo de espera

Una vez que tienes preparado tu pollo y el asador está listo, coloca el pollo en el asador giratorio y deja que se cocine lentamente. Dependiendo del tamaño del pollo, el tiempo de cocción puede variar, pero en promedio, un pollo de tamaño estándar puede tardar aproximadamente 1 hora y 30 minutos en estar listo.

Paso 5: Vigilancia y rotación del pollo

Es importante mantener un ojo en el pollo mientras se cocina en el asador giratorio. Asegúrate de rotar el pollo de manera constante para que se cocine de manera pareja y la piel quede crujiente y dorada.

Paso 6: Insertar un termómetro de cocina

Para asegurarte de que el pollo esté cocido a la perfección, utiliza un termómetro de cocina para verificar la temperatura interna. El pollo debe alcanzar al menos los 75°C para estar listo y seguro para el consumo.

Paso 7: Tiempo de espera y reposo

Una vez que el pollo esté listo, retíralo del asador giratorio y déjalo reposar por unos 10-15 minutos antes de cortarlo. Este paso permitirá que los jugos se redistribuyan y el pollo mantenga su jugosidad al ser cortado.

Servir y disfrutar

Una vez que el pollo haya reposado, llegó el momento de cortarlo y servirlo. Acompáñalo con tus guarniciones favoritas y disfruta de este delicioso pollo asado en asador giratorio que seguramente se convertirá en uno de tus platos estrella.

Preguntas Frecuentes sobre pollo asado en asador giratorio

¿Puedo usar otras especias para condimentar el pollo?

Sí, puedes experimentar con diferentes especias y hierbas para darle tu toque personal al pollo asado. Prueba con comino, paprika, o incluso una mezcla de especias cajún para un sabor más picante.

Quizás también te interese:  Cómo espesar crema de calabacín fácilmente

¿Cuál es la mejor forma de almacenar las sobras de pollo asado?

Para mantener las sobras frescas por más tiempo, guarda el pollo en un recipiente hermético en el refrigerador. Puedes usar las sobras para hacer deliciosas ensaladas, tacos o sándwiches al día siguiente.

¿El pollo asado en asador giratorio es una opción saludable?

El pollo asado en asador giratorio es una opción más saludable en comparación con otras formas de cocinar el pollo, ya que no requiere el uso de grasas adicionales. Además, al cocinarse lentamente, se mantienen los jugos y sabores naturales del pollo.