Anuncios

Receta tradicional de callos a la madrileña

Receta tradicional de callos a la madrileña

Los callos a la madrileña son un plato típico de la gastronomía española que se caracterizan por su sabor intenso y su textura gelatinosa. Esta receta tradicional ha pasado de generación en generación, convirtiéndose en un verdadero símbolo de la cocina madrileña.

Anuncios

**Ingredientes necesarios para preparar los callos**

Para preparar unos deliciosos callos a la madrileña, necesitarás los siguientes ingredientes frescos y de calidad:

Ingredientes para 4 personas:

1 kg de callos de ternera, 1 morro de ternera, 1 pata de cerdo, 1 chorizo, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 1 zanahoria, 1 pimiento verde italiano, 1 pimiento rojo, pimentón dulce, laurel, pimienta negra en grano, sal, aceite de oliva virgen extra, y guindilla al gusto.

Elaboración paso a paso:

Paso 1: Limpieza de los callos

Lo primero que debes hacer es limpiar muy bien los callos, retirando cualquier resto de grasa o impureza que puedan tener. Luego, córtalos en trozos pequeños y ponlos a remojar en agua fría durante unas horas para que suelten posibles impurezas.

Anuncios

Paso 2: Cocción de los callos

Pon los callos limpios en una olla grande y cúbrela con agua fría. Añade el morro de ternera y la pata de cerdo. Lleva a ebullición y deja cocer a fuego bajo durante unas horas hasta que la carne esté tierna.

Paso 3: Preparación del sofrito

Anuncios

En una sartén aparte, calienta un poco de aceite de oliva y sofríe la cebolla, el ajo, la zanahoria, los pimientos cortados en trozos, el chorizo en rodajas y una pizca de pimentón dulce. Cuando las verduras estén tiernas, añade este sofrito a la olla de los callos.

Paso 4: Aderezo y cocción final

Quizás también te interese:  Papel de fumar de oro

Añade laurel, granos de pimienta negra, sal y la guindilla al gusto. Deja que todos los sabores se integren durante unos minutos y rectifica la sazón si es necesario. Cocina a fuego lento durante al menos una hora más para que todos los ingredientes se mezclen y potencien su sabor.

¡Listo para disfrutar!

Una vez que los callos a la madrileña estén listos, sírvelos bien calientes acompañados de un buen trozo de pan para mojar en esta suculenta salsa. ¡A disfrutar de este auténtico manjar madrileño junto a tus seres queridos!

Preguntas frecuentes sobre los callos a la madrileña

Quizás también te interese:  Pimientos del piquillo rellenos de langostinos

¿Se pueden congelar los callos sobrantes?

Sí, puedes congelar los callos ya cocinados y guardados en un recipiente hermético para disfrutar en otra ocasión sin perder su delicioso sabor.

¿Cuál es el maridaje ideal para los callos a la madrileña?

Una buena opción es acompañar este plato con un vino tinto robusto de la región, que complemente la intensidad de los sabores y aporte una experiencia gastronómica aún más placentera.