Rosada en salsa con gambas

La Rosada en salsa con gambas es un plato tradicional lleno de sabor y textura que no puedes perderte. Desde su aroma tentador hasta su combinación perfecta de ingredientes, este platillo es una experiencia gastronómica que deleitará tu paladar. Descubre cómo preparar esta deliciosa receta y sorprende a tus invitados con un festín digno de un chef.

Ingredientes para la rosada en salsa con gambas

Antes de comenzar a cocinar, asegúrate de tener a mano todos los ingredientes necesarios para esta exquisita receta. La clave está en la frescura de los productos. Para preparar la Rosada en salsa con gambas, necesitarás:

  • Rosada fresca
  • Gambas grandes y jugosas
  • Tomates maduros
  • Cebolla picada finamente
  • Ajo fresco
  • Vino blanco seco
  • Caldo de pescado
  • Harina
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta al gusto

Pasos para preparar la rosada en salsa con gambas

Cocinar la Rosada en salsa con gambas es más fácil de lo que parece. Sigue estos pasos simples y disfruta de un plato lleno de sabores intensos y deliciosos:

Paso 1: Preparación de los ingredientes

Lava cuidadosamente la rosada y las gambas. Pela y pica finamente la cebolla y el ajo. Corta los tomates en trozos pequeños y reserva. Prepara el caldo de pescado y ten todos los ingredientes listos para su uso.

Paso 2: Sofrito

En una sartén grande, calienta un poco de aceite de oliva y añade la cebolla picada. Sofríe hasta que esté transparente y luego agrega el ajo picado. Cocina por unos minutos hasta que el ajo desprenda su aroma.

Paso 3: Preparación de la salsa

Añade los tomates cortados a la sartén y cocina hasta que se ablanden. Agrega una pizca de sal y una pizca de azúcar para equilibrar la acidez de los tomates. Vierte el vino blanco y deja que se evapore el alcohol.

Paso 4: Espesar la salsa

Es el momento de espesar la salsa. Agrega una cucharada de harina y remueve bien para que no queden grumos. Deja cocinar unos minutos hasta que la salsa adquiera consistencia.

Paso 5: Cocinar la rosada y las gambas

En otra sartén, cocina la rosada por ambos lados hasta que esté dorada. Añade las gambas y cocina hasta que estén rosadas y cocidas. Luego, vierte la salsa por encima y deja cocinar a fuego lento para que todos los sabores se mezclen.

¡A disfrutar!

Sirve la Rosada en salsa con gambas caliente, acompañada de arroz blanco o unas patatas al vapor. Este plato te transportará a la costa mediterránea con cada bocado, combinando la frescura del pescado con el toque marino de las gambas. ¡No te arrepentirás de probarlo!

Preguntas frecuentes sobre la Rosada en salsa con gambas

¿Puedo usar otro tipo de pescado en esta receta?

Sí, puedes experimentar con diferentes tipos de pescado, pero la rosada es la elección tradicional para esta receta debido a su textura suave y sabor delicado que combina perfectamente con las gambas.

¿Se pueden congelar las sobras de este plato?

Es mejor consumir la Rosada en salsa con gambas recién preparada para disfrutar al máximo de su frescura y sabor. Sin embargo, si tienes sobras, puedes refrigerarlas por un día y recalentar suavemente antes de servir.

¿Qué vino recomiendas para esta receta?

Un vino blanco seco y ligero es ideal para esta receta, ya que complementa los sabores del pescado y las gambas sin dominar el plato. Busca un vino con notas cítricas y frescas para realzar la experiencia gastronómica.