Anuncios

Tarta fácil de yogur y leche condensada sin horno

Tarta fácil de yogur y leche condensada sin horno

¿Te gustaría sorprender a tus seres queridos con un postre delicioso sin tener que encender el horno? Esta receta de tarta de yogur y leche condensada es perfecta para cualquier ocasión y no requiere cocción. Sigue leyendo para descubrir cómo preparar esta delicia de forma rápida y sencilla.

Anuncios

**Ingredientes necesarios:**

Ingredientes para la base:

  • 200 g de galletas tipo maría
  • 100 g de mantequilla derretida

Ingredientes para el relleno:

  • 400 g de yogur natural
  • 200 g de leche condensada

Paso a paso para preparar la tarta de yogur y leche condensada:

Paso 1: Preparación de la base

Comienza triturando las galletas tipo maría hasta obtener una consistencia fina. Luego, mezcla las migas de galleta con la mantequilla derretida hasta formar una masa homogénea. Cubre el fondo de un molde desmontable con esta mezcla y presiona bien para que quede compacta. Lleva el molde al refrigerador para que la base se enfríe mientras preparas el relleno.

Paso 2: Preparación del relleno

En un bol, mezcla el yogur natural con la leche condensada hasta que estén bien integrados. Puedes ajustar la cantidad de leche condensada según tu preferencia de dulzura. Vierte esta mezcla sobre la base de galleta ya enfriada y extiéndela de manera uniforme.

Paso 3: Refrigeración

Cubre la tarta con papel film o una tapa si tu molde dispone de una. Deja reposar la tarta en el refrigerador durante al menos 4 horas para que adquiera consistencia y los sabores se mezclen de forma óptima.

Anuncios


Play on YouTube

Anuncios

Paso 4: Decoración y presentación

Una vez que la tarta ha reposado lo suficiente, retírala del molde con cuidado. Puedes decorarla con frutas frescas, ralladura de limón o menta para darle un toque fresco y colorido. ¡Listo para servir y disfrutar!

Conclusión

Esta tarta fácil de yogur y leche condensada sin horno es una excelente opción para aquellos momentos en los que deseas preparar un postre rápido y delicioso. Su textura cremosa y su sabor dulce la convierten en una receta infalible que conquistará a todos tus invitados. Anímate a probarla y disfruta de cada bocado.

Preguntas frecuentes sobre la tarta de yogur y leche condensada:

¿Puedo usar otro tipo de galletas para la base?

Sí, puedes experimentar con diferentes tipos de galletas según tus gustos. Las galletas de chocolate o las digestivas también son buenas opciones para la base de esta tarta.

¿Se puede sustituir el yogur natural por yogur griego?

Sí, el yogur griego puede ser un sustituto perfecto del yogur natural, aunque ten en cuenta que puede modificar ligeramente la textura y el sabor final de la tarta.

¿Cuánto tiempo se conserva la tarta en el refrigerador?

La tarta de yogur y leche condensada se conserva perfectamente en el refrigerador por 2-3 días, siempre y cuando esté bien tapada para mantener su frescura.